Si el agua es incolora, ¿por qué el mar es azul o verde?

Si levantas un vaso de agua de mar verás que no tiene color, pero si estas dentro de un barco y el mar te dará la impresión de que tiene color. ¿Por qué? Para entenderlo rápidamente te describimos lo que hace el agua a la luz.

Como se comporta el agua con la luz

La luz blanca se compone de un espectro de todos los colores – rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta. Cuando miramos un objeto y vemos el azul, vemos el espectro de color azul reflejada por el objeto. Todos los demás colores son absorbidos y no se pueden ver.

En el caso de la mar, la luz roja es absorbida de modo que rompe la superficie del agua. Y a una profundidad de alrededor de 8 mil metro prácticamente toda la luz roja discernible por el ojo humano se ha desvanecido; un cilindro de color rojo brillante de un buzo, por ejemplo, parecen un oscuro opaco marrón.

A una profundidad de 22 m un cilindro amarillo de aire se parece más a un azul-verde porque la luz amarilla no es discernible y es absorbida por el agua. Los rayos de luz se absorben casi todos a 30 m bajo el agua.

A 60 metros más profundo, toda la luz parece un azul monocromático. Así que cuando el mar es puro y claro, como en el océano abierto, el tono menos absorbido del espectro, es azul que se refleja en nuestros ojos.

Pero aveces es verde y aveces azul

Pero el mar no siempre es azul. En algunas parte es de un color azul verdoso, verde, marrón y rojo. Estas manchas son debidas en parte a la reflexión de la nube, pero son principalmente causadas por diversas partículas, minerales u orgánicas, suspendidas en agua.

En algunas áreas, especialmente cerca de la costa y en mares menos profundos, la materia orgánica se descompone y produce un pigmento amarillo, mezclado con la luz que hace que tenga una tonalidad más verdosa.

El color marrón puede ser causado por el sedimento del fondo. En muchas zonas costeras en intervalos grandes, hay una especie de dinoflagelado rojo, de modo que ésto causa que parezca de color rojo. Es la famosa “marea roja”.

Por tales rezones ya explicadas en este artículo es que podemos disfrutar de variedad de colores en las mares y playas que vemos. Según estudios hechos en la Universidad Estatal de Chicago, la mayoría de personas prefieren una playa de color verde claro, puesto que esto le causa mayor relajamiento y da la sensación de menos peligro a ahogamiento.

Deja tus comentarios a continuación