Imagen de ¿Quién dirige tu vida? Le VERDAD detrás de todo 23

¿Quién dirige tu vida? Le VERDAD detrás de todo

Seguramente es una pregunta que pocas veces nos hacemos en nuestras vidas. Todos hemos oído hablar de cómo los medios o los “gobernantes” controlan el mundo, pero prefiero enfocarnos en nosotros mismos, en lo que sí está al alcance de “nuestra voluntad” o consciencia.

Desde hace siglos, los cuestionamientos sobre quién dirige nuestra vida y por tanto, nuestras acciones, han sido objeto de discusiones filosóficas, sin embargo, hoy gracias a la neurociencia, podemos obtener algunas respuestas a esta pregunta desde un nivel científico y pragmático.

El tema es apasionante y muy extenso, pero hay tres descubrimientos recientes que cambiaron la forma en que se concibe la consciencia y el porqué de su actuar:

1. Si bien todos sabemos que existe el inconsciente, es poco conocido que nosotros creamos la programación de lo que va a influir en nuestras decisiones casi en un 90%. Por eso, debemos ser más cuidadosos en qué creencias y conclusiones tomamos de la vida. Cada vez que hablamos con nosotros mismos, que nos criticamos, o que interpretamos los hechos, estamos generando un “código” de programación neuronal que influenciará nuestras conductas el resto de nuestras vidas.

¿Delicado el tema? Si, por ello es que la reflexión y meditación son una de las herramientas más recomendadas por expertos en neurociencia, desarrollo humano y espiritual. Es entonces cuando se da la experiencia de la llamada “consciencia” y donde comenzamos a darnos cuenta de las reacciones, sentimientos y programaciones que vamos ingresando a nuestro consciente.

2. Por otro lado, tenemos la revelación del cerebro trino: nuestro cerebro se compone de tres áreas con diferentes objetivos y programaciones que frecuentemente nos ponen en dilema. El cerebro reptil busca la supervivencia; es reactivo, busca el placer, evita el dolor, busca la protección, alimento, la reproducción y el poder. El cerebro emocional busca la parte afectiva, de aceptación y de vinculación emocional con otras personas y el cerebro racional llamado neocortex, que es el que analiza, planea y crea.

Los cerebros de instinto y emocional (mamífero) dominan nuestra conducta en casi 90% inconscientemente. Por ello controla la forma en que compramos, nos endeudamos, las relaciones con nuestras parejas y los conflictos en el trabajo. No hay enemigos en nuestra mente, solo funciones con diferentes objetivos que llegan a contraponerse o aliarse con nuestra inconsciente programación.

3. La tercera revelación fue de Daniel Kahneman, quien descubrió que tenemos dos sistemas cerebrales para actuar: el A (el intuitivo) y el B (el consciente). Al igual que Gerd G., nos explica en qué momentos es más útil dejar que nuestro cerebro “automatizado inconsciente” (el A,) dirija nuestras acciones (como en el caso de un golfista profesional o toma de decisiones con muchas variables) y cuándo usar el sistema B para innovar o profundizar.

Deja tus comentarios a continuación