Quantcast
Imagen de Gastos de Representación: ¿Qué son?, Ejemplos y más 9

Gastos de Representación: ¿Qué son?, Ejemplos y más

En el momento que se habla de los gastos de representación, se hace referencia a aquellos que poseen como finalidad fundamental el optimizar o prestar un apoyo a la figura representativa que posee una determinada empresa con objetivo comercial de cara a los consumidores, suministradores y todos los agentes que creen algún beneficio.

gastos de representacion

¿Qué son los gastos de representación?

De manera constante se generan dudas a la hora de distinguir los gastos de representación de los de trayecto de forma generalizada. Esto en muchas oportunidades es ocasionado por las diversas maneras de categorizarlos que ocurren en las compañías. En el transcurso del artículo se podrá observar entre los dos modelos de gastos profesionales.

Para una adecuada acusación y manejo de los gastos por lado de la compañía, es conveniente distinguir aquellos que se encuentran con algún vínculo a la Captación de clientes nuevos y la fomentación de los mismos que se encuentran en conexión con la parte de operaciones o la manera de laborar que tiene la determinada compañía. De este punto es donde provienen dos terminaciones, los cuales son los gastos de viaje y los gastos de representación.

Los gastos de representación son aquellos que poseen como finalidad fundamental el optimizar o dar un apoyo a la figura representativa de la empresa con objetivos comerciales, todo esto de cara a los consumidores, suministradores y todo tipo de agente que sea apropiado para crear diversos beneficios a la compañía. Estos gastos mencionados poseen limitaciones en el ámbito fiscal, debido a que el total de gastos que se llevan a cabo, de acuerdo al concepto, pueden ser deducidos.

Los gastos de representación son de gran ayuda para dar un soporte o respaldo a las labores comerciales de todo tipo de negocio, misma que puede ir desde permanencia en hoteles hasta obsequios de compañía. La valoración agregada de estas, casi siempre determinan un elemento distinto de cara a los rivales, esto debido a que al momento de adquirir un mismo artículo o servicio con costos y calidad muy parecida.

Ya a partir de todo esto, lo que queda solamente es otorgar mayor fuerza a la seguridad y la imagen representativa de marca que se tenga. En esta parte es el lugar donde los gastos de exposición tienen una labor de gran importancia para clarificar la venta por alguno de los lados.

que son los gastos de representacion

Diferencias entre gastos de representación y de viaje

Las variaciones que existen entre estos dos se encuentran en su objetivo. Es decir, por un lado los gastos de representación son aquellos que se generan para exponer a la compañía de cara a los usuarios y suministradores y, por otro lado, los gastos de viaje se encuentran vinculados con el rendimiento de las acciones comerciales.

Por si aún no queda claro, se explicará cada concepto por separado. En primer lugar, los gastos de viaje (que también se pueden encontrar como gastos de movimiento) son aquellos que llevan a cabo las referencias a los volúmenes provenientes de las acciones de un trabajador o empleado en zonas diferentes al núcleo común en donde se efectúa las actividades por solicitudes de empleo.

Un pequeño ejemplo que se puede encontrar de esto, es con los gastos vinculados a los viajes de un trabajador en dirección las oficinas de un consumidor para otorgarle alguna instrucción, los gastos que provienen de la llegada que un especialista realizaría para dar respuesta a algún inconveniente o los generados por algún viaje por instrucción. En este se van a integrar, de igual forma, los gastos que incurre el transportarse de un lugar a otro, los de establecimiento y de mantenimiento.

Por el otro lado, los gastos de representación se encuentran dirigidos a que los trabajadores representen, expongan, edifiquen, promocionen u optimicen los vínculos y figura representativa que posee la compañía de cara a los consumidores y suministradores. Todo esto se lleva a cabo con el objetivo de tener una rentabilidad en el ámbito de comercio y de empresa. Agregado a esto, los gastos de representación optimizan la figura que posee la compañía, los trabajadores y la posición que poseen los mismos dentro del mercado.

Los gastos de representación se encuentran integrados en las normativas legales treinta y cinco del año dos mil seis de los impuestos sobre la renta de las personas físicas y el cambio moderado de las normativas de impuestos respecto a las entidades, de acuerdo a la renta de los no habitantes y del patrimonio. Pequeños ejemplos que se pueden observar de este modelo son los producidos por una convención con clientes, obsequios de compañía, invitaciones a restaurantes o invitaciones de protección.

Tipos de gastos de representación

Como se ha podido observar en los apartados anteriores, no el total de gastos que una compañía tenga y tome como gastos de exposición, pueden ser usados para la inferencia de impuestos. Llegado a este punto, se va a llevar a cabo una distinción de cuáles son los gastos que pueden ser tomados como representación de cara al fisco y cuáles no, fundamentando en la normativa de los impuestos respecto a las entidades.

Gastos que no pueden ser deducidos a nivel fiscal

  • Los juegos.
  • Donaciones.
  • Remuneraciones de fondos personales.
  • Las actividades con los llamados paraísos fiscales.
  • Sanciones a nivel penal o de gestión.

Gastos que si pueden ser deducidos a nivel fiscal

  • Vínculos públicos.
  • Gastos vinculados con los ingresos.
  • Promociones concretas o no directas de servicios o artículos.
  • Empleos y hábitos que se lleven a cabo con relación a los trabajadores que tiene la compañía.

Gastos de representación de acuerdo a la ley

Llevar a cabo de una buena manera esta distinción es de gran importancia para las compañías, esto debido a que los gastos de representación tienen a disposición restricciones concretas en el contexto legítimo de la nación española. En las normativas legales del impuesto sobre las sociedades, se determinan las especificaciones con relación a si un gasto representativo puede ser deducido o no.

Imagen de Gastos de Representación: ¿Qué son?, Ejemplos y más 10

Esta mencionada normativa determina que los gastos de representación que pueden ser deducidos son esos que se marcan como vitales para las acciones que efectúa la compañía y para producir Ingresos a esta recién mencionada.

De forma concreta, se determina deducción en las ocasiones presentadas a continuación:

  • Gastos por vínculos públicos con usuarios o suministradores.
  • Gastos efectuados para promociones de forma directa o no.
  • Venta de algún bien o prestación de servicios.

Por ende, existen diversos gastos que pueden adentrarse en esta definición recién plasmada. Algunos de los más habituales que se pueden encontrar son los presentados a continuación:

  • El reembolso de permanencia en hoteles a los consumidores.
  • Invitación a lugares de comida para tener una captación de clientes más elevada (cabe destacar que este gasto es distinto al que se lleva a cabo como concepto de manutención en el transcurso de un traslado con fines de negocio).
  • Inscripciones en eventos como son los cursos, talleres y otras cosas.
  • Obsequios de compañía (inmersos en precios aceptables)
  • Entradas a eventualidades de índole deportiva (fútbol, tenis, básquet, entre otras cosas).
  • Entradas a eventualidades de índole cultural y de distracción (cine, parques, conciertos, entre otras cosas).
  • Invitación a eventos vinculados con la protección o el bienestar.

Ejemplos

Algunos ejemplos prácticos que se pueden observar son los que se presentaran a continuación:

  • Ejemplo de vínculos públicos: Un Inversionista foráneo tiene el deseo de llevar a cabo una inversión en nuestra compañía, por lo cual nos hace el comentario de que le atrae la cultura española. Si se reembolsa su estadía en el hotel, se invita a un partido de básquet o se le da un obsequio por parte de la compañía, es factible que se le quede un recuerdo más óptimo de la compañía que si no se hubiese hecho ninguna de estas acciones. Pero cabe destacar que es importante el medir que los gastos sean comprobados y que puedan retornar.
  • Ejemplo de empleos y hábitos: La plantilla que se posee de la generación de carros ha tenido un muy buen desempeño en el último período, por lo que ha existido una vinculación óptima entre la Productividad y los beneficios que se generan. Como respuesta a esto, se desea continuar regalando a los trabajadores la convencional cesta de navidad. Seguir con este hábito da mayor fuerza a la figura representativa y a l compañía.
  • Ejemplo de juego y donaciones: hay una eventualidad donde se va a generar ventas de la compañía que se posee a un inversionista, por lo que se opta por llevarlo a lugares como casinos de mayor proximidad y llevar a cabo diversos donativos. De esta manera, se encuentra muy notable de frente a la ley, que no son gastos que pueden ser deducidos a pesar que dentro de la contabilidad de la misma compañía se expongan como gastos de representación.

De forma sintetizada, se debe tener precaución con los gastos de representación, debido a que estos, de forma técnica, pueden ser metidos en una bolsa peculiar, donde básicamente puede ser ingresado cualquier gasto. No obstante, a la hora de tener la posibilidad de deducirlos a nivel fiscal, estos gastos son disminuidos básicamente a los gastos que si poseen lógica.

Deja tus comentarios a continuación