Frases que los padres nunca deben decirle a sus hijos

Como dice el proverbio chino, no hay vuelta atrás cuando se pronuncia la palabra. Pensando en ello, una especialista en educación infantil Miriam Aguirre recolecto las frases más importantes que los padres no pueden decir a sus hijos, estando molestos, pues el hijo puede llevar esas frases en su memoria por el resto de su vida.

1.- Nunca haces nada bien

Incluso ni a los adultos les gusta oír esto, imagina a un niño inocente o un adolescente que está tratando de encontrarse a si mismo en su etapa adolescente que todos hemos pasado. Si su hijo ha cometido un error o varios errores de forma secuencial, sin duda hay otras maneras de hablar con él.

2.- ¡Ojalá fueras como tu hermano!

Comparar los niños no es algo ideal, ya que tienen personalidades y comportamientos completamente diferentes y por lo tanto no se comparan. Todos somos diferentes y únicos, sin embargo somos de la misma familia.

3.- Usted es gordo / feo / estúpido

Los niños creen en las frases que los padres creen simples. Cuanto más pequeños son, más cierto es esto. Al afirmar tales cosas, la autoestima de los niños puede ser sacudida. Hay otras maneras de decir los aspectos negativos de los niños y siempre es ideal reconocer los puntos fuertes que hacen hincapié en los débiles.

4.- Estoy avergonzado de ti

Algunos niños tienen una mayor necesidad de atención y pueden gritar, saltar, correr y patear en público. Estos niños, tal vez lo que necesitan es más atención (o atención específica).

5.- Me gustaría que nunca hubiera nacido

Miriam Aguirre dice que nunca debe decirle esto a sus hijos, ni siquiera en broma. Todos necesitamos saber que somos queridos y amados, independientemente de los errores que cometimos.

6.- Estoy cansado, no te quiero más

Es normal que cuando los niños están molestos dicen, que no aman a sus padres más. Si usted hace lo mismo, el resultado puede no ser muy bueno. La respuesta correcta, según Aguirre, es que los padres expliquen los detalle de por qué sus hijos no pueden hacer ciertas cosas en lugar de responder con palabras que lo marcaran de por vida.

7.- No llores, no es nada grave

Según Aguirre, nunca debemos subestimar los sentimientos de los pequeños. Son niños, pero son capaces de sentir tantas emociones como un adulto. Es importante no pasar por alto un conflicto interno, por pequeño que sea, porque ellos sienten que es muy potentes.

Deja tus comentarios a continuación