Frases atrevidas para ligar que curiosamente funcionan

Frases atrevidas para ligar que curiosamente funcionan

Ya es muy viejo decirle a una mujer un: “entonces qué mi reina, ¿vas a dejar jugar a tu chiquito con mi mocoso?” o un horrible “hola amiga, ¿por qué tan solita?

Actualiza tu base de frases ligadoras con estas que seguro te darán resultados.

7.- “Perdona, ¿no tendremos algún amigo en común para que nos presente?”

Frase de antaño pero que sigue dando resultados a muchos campeones y es gracias a la manera amable con la que aborda y el sentido gracioso y original con el que termina.

El detalle está en no dejar morir la conversación cuando te responda que no lo tienen. 

6.- “Hablamos o seguimos viéndonos desde lejos”

Esta es cuando ya fueron soltadas un par de miradas y se ha mostrado un posible interés. Si no estás seguro de que así sea, NO LA USES si no quieres quedar como un idiota.

Te hacer ver seguro, honesto y con interés, pues no hay necesidad de andarse escondiendo.

5.- “Hola, te parecerá extraño, yo no suelo hacer este tipo de cosas y tengo algo de nervios, pero te lo diré sin rodeos; ¿sabes dónde está el baño?”

Empieza con sacarla de onda, parecerá que estás por pedirle matrimonio, luego aparece el factor sorpresa y comienza la hazaña.

Serás un tipo ingenioso que llegó a conocerla de una manera completamente distinta.

4.- “¿Eres buena eligiendo nombres? ¿cuál te gusta más, Cuchurrumín o Leonardo DiCaprio? Es para nuestro perro”

Tú llega con un comentario así y no sólo serás un tipo original, le haces ver tu interés de una manera que ella no esperaba.

Le muestras que eres divertido y que eres directo.

3.- “Ahora que me has conocido, tu búsqueda ha terminado”

Frase que realmente representar correr un riesgo, pues si eres un cretino esta será la cumbre de tu fallido intento.

Si lo hiciste todo bien, entonces quedas como un verdadero campeón. Tú sabrás lo que eres, así que decide.

2.- “Hola, quieres que te piropee como albañil o primero me presento”

Frase directa que muestra un toque gracioso. El empezar con una pregunta infiltrada hará que generés interés por la manera tan original en la que llegaste.

Es como si su cerebro colapsara y te diera automáticamente la posibilidad de presentarte y te debes aprovechar de eso.

1.- “¿Quién es mejor, un pingüino o un hamster?”

Llega con una pregunta espontánea y random que la va a sacar de onda. Si te responde a lo que le preguntaste sin caras, estás frente a la mujer perfecta y tienes la entrada perfecta.

Si se saca de onda, olvídala. Sólo es cuestión de preguntarle lo que tú quieras.

>