Imagen de Empleada Domestica, oficio digno, importante y que merece respeto 24

Empleada Domestica, oficio digno, importante y que merece respeto

En México hay más de 1.8 millones de personas que se encargan de limpiar la casa, las cocinas, cuidar los niños, arreglar el jardín y otras tareas en poco más de 1.5 millones de hogares., en donde 9 de cada 10 son mujeres. En su gran mayoría, contratadas de palabra y sin documento que señale derechos y obligaciones, como salario, horario de trabajo, labores a realizar, descansos y prestaciones sociales.

Ante la carencia de un contrato, estas relaciones dependen de la buena disposición de las partes para resolver sus diferencias. Por lo general se trata de mujeres de escasa o nula preparación escolar que suelen estar desprotegidas en caso de accidente de trabajo o despido injustificado, no reciben prestaciones económicas y hasta pueden ser víctimas de maltrato y violencia física y sexual.

Los empleadores por su parte están al filo de la navaja. Cuando una trabajadora acude a los juzgados a denunciar violación de sus derechos, los costos para quien la contrato pueden ser inesperadamente altos. Al no haber contrato escrito ni recibos de pago salarial, la demanda laboral de una trabajadora del hogar es terrible.

Como no discriminar a tus empleados

El trabajo doméstico debería diferenciar actividades generales de actividades especializadas como el cuidado de niños, enfermos, etc., que requieren no solamente mayor capacitación, preparación académica y responsabilidad.

El trabajo en el hogar es un oficio digno, importante y merece respeto. Por ello es necesario formalizarlo con un contrato de trabajo por escrito: en el que se establezcan las condiciones laborales por parte del empleador y del trabajador del hogar que establezca beneficios y obligaciones mutuas y que especifique:

  • Periodo de prueba: se requiere definir el periodo en el que se examinara el desempeño de la persona contratada.
  • Salario digno y justo: tiene que darle la posibilidad de tener una calidad de vida digna. No se puede renumerar de la misma forma a una persona que solamente realizara el aseo a alguien que, además, cocine, planche, lave ropa y cuide a niñas y/o niños. La alimentación y la habitación no deben considerarse parte de su salario.
  • Jornada laboral justa: se debe respetar el horario que establece la Ley Federal del Trabajo para los trabajadores en general, que es de ocho horas diarias (máximo), otorgar un día y medio de descanso obligatorio y los feriados oficiales.
  • Seguro Social: debe cubrir los gastos por enfermedad o accidente laboral. Existe una categoría que permite que cualquier persona que emplea a una trabajadora del hogar la inscriba a un régimen voluntario que, si bien no cubre todos los beneficios de los demás trabajadores, significa una posibilidad de garantizar alguna cobertura.
  • Vacaciones: mínimo seis días al cumplir un año de servicio, que aumentara dos días por cada año siguiente hasta un máximo de 12 dias con goce de salario íntegro.
  • Aguinaldo: se deberá entregar antes del 20 de diciembre de cada año y la cantidad será correspondiente a 15 días de salario o su equivalente proporcional si no ha cumplido un año de trabajo.
  • Indemnización: en caso de despido injustificado o violación de los derechos laborales. Se calcula tomando como base 20 días por año trabajado más tres meses de sueldo percibido.
  • Trato respetuoso: no dar nombres despectivos o denigrantes, la forma correcta de nombrar a las personas que reciban una remuneración por el trabajo doméstico es trabajadora o trabajador del hogar.