Imagen de Ejemplos de oraciones interrogativas 17

Ejemplos de oraciones interrogativas

Las oraciones interrogativas son aquellas que se utilizan para preguntar acerca de información o incluso para expresar órdenes en cuanto a significados variables. A continuación, queremos proponerte unos sencillos ejemplos de oraciones interrogativas para que entiendas a la perfección esta definición.

Sin más dilación, comenzaremos con los siguientes ejemplos de oraciones interrogativas para que puedas comprender en su totalidad el significado de ellas:

  • ¿Por qué no me traes el mando?
  • ¿Piensas estar sentado todo el día?
  • ¿Qué crees que debería hacer?
  • ¿Qué es lo que te pasa conmigo?
  • ¿Sabes si Ana vendrá al concierto del próximo fin de semana?
  • ¿Tienes idea de cómo resolver este problema de finanzas?
  • ¿Ahora te encuentras mejor?
  • ¿Cómo se llama la compañera de clase de la última fila a la derecha?
  • ¿Es verdad que llovió el otro día en Cancún?
  • ¿Dispondrías de suficiente tiempo libre como para ayudarme con los ejercicios de Química?
  • ¿Has podido hacer la comida de mañana?
  • ¿Podrías facilitarme la contraseña del aula virtual de la asignatura de Estadística?
  • ¿Has estado cómodo en el cine?
  • ¿Ana María sabe cómo llegar al lugar en el que hemos quedado?
  • ¿No crees que es demasiado tarde y deberíamos irnos a dormir ya?
  • ¿Pasaste frío anoche?

Y así, podríamos proponer tantas oraciones interrogativas como quisiéramos. No obstante, en las siguientes líneas vamos a tratar de explicar con el máximo detalle posible, solamente las primeras de ellas.

¿Por qué no me traes el mando?

Pese a que podemos encontrar multitud de ejemplos de oraciones interrogativas, cuando se quiere formular una cuestión a modo de orden o petición, se pueden utilizar frases del estilo de ¿por qué no me traes el mundo? De esta sencilla manera, se consigue enfatizar sobre la otra persona la orden y así, preguntar, para que la otra parte reaccione al respecto.

Con este sencillo ejemplo, se consigue emitir una orden determinada a una persona que se encuentra cerca, por ejemplo en el salón de tu hogar, y a la vez, la invitas a que realice ese mandato pero de manera sutil. Un instrumento de gran utilidad en caso que no quieras levantarte por el mando para cambiar el canal de la televisión, porque se encuentre lejos del sofá en el que te encuentres.

¿Piensas estar sentado todo el día?

En otras ocasiones, podemos utilizar las oraciones interrogativas para enfatizar nuestra disconformidad con respecto a un comportamiento como podría ser por ejemplo, ¿piensas estar sentado todo el día?

Todos los días, pasamos una gran parte de nuestro tiempo frente a la televisión, escuchando música, leyendo y así, con una amplia gama de actividades que de una u otra forma, interfieren sobre nuestras prácticas habituales como son:

  • Hacer la comida todos los días del año.
  • En determinados horarios, pasear a nuestras mascotas para que puedan hacer sus necesidades.
  • Dedicar otra parte importante de nuestro tiempo al estudio, para tener mayores posibilidades en el futuro.
  • Otras actividades dedicadas al enriquecimiento personal y cultural, como pueden ser por ejemplo, participar de talleres formativos, ir a visitar museos, conciertos o similares.
  • Sin olvidar, por supuesto, todas esas horas que diariamente debemos dedicar a los miembros de nuestras familias: padres, hermanos, pareja, hijos u otros.

Como estás comprobando, las posibilidades de acuerdo a la aplicación de las distintas oraciones interrogativas pueden ser incontables.

Cuando una persona no está conforme con nuestro comportamiento o simplemente, piensa que debemos cambiar determinadas prácticas habituales, puede utilizar este tipo de oraciones interrogativas para manifestar abiertamente y que nosotros lo entendamos su pensamiento.

¿Qué crees que debería hacer?

Habitualmente, podemos usar las oraciones interrogativas con el fin de conocer la opinión de otra persona, distinta a nosotros, acerca un tema concreto. Si por ejemplo, te encuentras en una tesitura o dilema que te impide crecer como persona, no sabes qué decisión adoptar o cómo proceder en cuanto a algún tema que supone un quebradero de cabeza para tu persona, puedes valerte sin ningún tipo de problema de este tipo de oraciones para conocer el punto de vista de otra persona de tu entorno. Como entenderás, las opiniones acerca de cualesquiera de los temas de nuestra vida pueden ser variables entre unas personas y otras. De hecho, no tienen por qué coincidir con lo que opines tú, pero si pueden servirte para escoger entre diferentes posibles soluciones a un problema dado.

¿Quién está ganando el partido?

Las oraciones interrogativas, también pueden utilizarse sin ningún problema para conocer el resultado por ejemplo de una acción que se está desarrollando en el momento. Si estás estudiando para un examen importante en tu habitación, mientras que se disputa un partido importante de tu equipo favorito, puedes usar estas frases interrogativas para conocer el resultado del partido rápidamente. Por otro lado, esta misma estructura de frases puede aplicarse a otro tipo de mensajes para conocer la actualidad con respecto a un tema dado.

Conclusión

Tal y como has ido comprobando a lo largo del presente post sobre ejemplos de oraciones interrogativas, son incontables las posibilidades de aplicación en cuanto al mensaje se refiere que podemos darles. Sin embargo, sea cual sea la situación en la que te encuentres no te olvides de utilizar un lenguaje respetuoso por ser fundamental en la comunicación. Por último, te invitamos a utilizar los ejemplos que te proponíamos, u otros que se te puedan ocurrir, para expresarte con mayor claridad. En cualquier caso, la decisión de optar por unas oraciones u otras dependerá exclusivamente de tu persona, ya que, finalmente seremos cada uno de nosotros los que decidiremos.

Deja tus comentarios a continuación