Quantcast
Qué es y cómo obtener un certificado de actividades

Qué es y cómo obtener un certificado de actividades

En España, es responsabilidad de los choferes de vehículos y compañías de transporte, justificar todas sus acciones viales por medio del tacógrafo, sin embargo, cuando hace falta este, las leyes de la nación proponen el uso del Certificado de Actividades. Si quieres tener un poco más de conocimiento al respecto, no dudes en quedarte con nosotros.

CERTIFICADO DE ACTIVIDADES

Tras una extensa y minuciosa búsqueda por toda la web, hemos recopilado la información más importante del tema. En esta guía completa intentaremos desarrollar a fondo qué es, para qué se utiliza, cómo obtenerlo, cuáles son los principales requisitos, cuándo es obligatorio emitirlo y, otros datos más, que, de seguro, te serán de gran utilidad.

¿Qué es un certificado de actividades?

Cuando se habla de un certificado de actividades, también conocido como carta posterior o “leave letter”, se hace alusión a un formulario estandarizado creado por la Unión Europea (UE), en el cual se aplican los tiempos de conducción y descanso que debería tener obligatoriamente un conductor dentro de dicho territorio.

Básicamente, en España y el resto de los países de la UE, funciona como una fuente fidedigna y alternativa que se emplea para el óptimo registro de información y/o datos en las carreteras, en los momentos que no se posee el tacógrafo, que no es más que el aparato responsable de certificar el adecuado uso del selector de actividades y señalar la distancia y velocidad transitada por un coche.

Ten siempre en cuenta que, en síntesis, cuando hace falta el tacógrafo y se tiene que justificar la notable falta de datos, el certificado de actividades es lo más oportuno para tal situación, pues este es expedido claramente por motivos demostrables.

De manera concreta, la Nota Orientativa 7 de la Comisión Europea expresa que, los certificados de actividades, deben ser utilizados en aquellas ocasiones en las que resulte sumamente imposible efectuar el registro en el tacógrafo o, en su defecto, cuando hacerlo suponga para el conductor una carga excesiva.

Usualmente, este documento no es exigido por las autoridades para las actividades que puedan registrarse en el tacógrafo como tal. No obstante, y en el dado caso de la ausencia de datos en el aparato de control, se aceptará como prueba única y suficiente para corroborar que se cumple el Reglamento (CE) 561/2006.

CERTIFICADO DE ACTIVIDADES

En líneas generales, el certificado de actividades se rige por las mismas normas que el resto de registros del tacógrafo, es decir, debe llevarse en todo vehículo, siempre y cuando se registre las actividades del día presente o los 28 días anteriores.

Además, si se mancha o se rompe perderá su validez instantáneamente. Así, una vez culminado este lapso de tiempo de 28 días, habrá que preservarlo durante doce meses (1 año), de manera que se pueda tener disponible para posibles inspecciones futuras.

¿Para qué se utiliza?

Como ya lo mencionamos en el apartado anterior, un certificado de actividades es un documento utilizado por los chóferes y regido mayoritariamente por la Nota Orientativa 7 de la Comisión Europea, en el que se justifica la falta de datos, dada los razones que lo fundamentan y, por motivos obvios, que no han sido anexados correctamente al tacógrafo.

Sin embargo, para adentrarnos un poco más en las funciones de este certificado, hemos seleccionado alguna de sus variadas utilidades según lo estipulado en la Nota Orientativa 5 y una publicación realizada por el Diario Oficial de la Unión Europea en el año 2007. Dichas publicaciones, establecen que, el certificado de actividades, se aceptará cuando se den alguna de las siguientes situaciones:

  • En el supuesto caso de que el chófer o conductor, haya permanecido de baja por alguna enfermedad o estado de salud deficiente. En estas situaciones, se justifica el inconveniente solo si se dispone de una constancia médica que avale tal condición médica.
  • Para justificar también cuando un conductor se encuentra disfrutando de su merecido periodo vacacional.
  • Luego de haber estado de permiso o descanso justificado.
  • Tras conducir un vehículo que esté exento de llevar el tacógrafo correspondiente.
  • Al haber llevado a cabo diversos trabajos ajenos a la conducción.
  • En caso de alguna posible disponibilidad.
  • Por último, cuando un chofer ha utilizado un automóvil que no ha sido registrado bajo los parámetros del reglamento 561/2006, el cual trata todo lo relacionado con el tiempo de conducción y descanso en el transporte de carretera.

Es importante recalcar que, es más que obvio, que algunos de estos supuestos pueden resultar bastante confusos para muchas personas, como es el del descanso o el de la disponibilidad, en vista de que las notas guía expresan que no se solicitará certificado cuando se trata de descansos ordinarios diarios o semanales.

Por lo tanto, lo más apropiado sería que, si nos llegara a pasar que presentamos dudas al respecto, nos dirigimos de inmediato a alguna oficina del Ministerio de Fomento para que, en conjunto con su legislación, nos ayuden a la óptima interpretación de estas cláusulas.

¿Cómo se obtiene?

Generalmente, en territorio español, el certificado de actividades se puede obtener con gran facilidad de forma online. Y, a pesar de que aún existen muchas dudas en cuanto a la completación del formulario se refiere, si nos ponemos a seguir los pasos tal cual, y como no los indica, no existirán mayores problemas al respecto.

Pese a ello, sí es fundamental acotar antes de profundizar en cómo se realiza su obtención, que su uso está completamente prohibido para chóferes que han estado en una actividad de conducción en específico, al igual que cuando este se mantenido distanciado a causa de un deficiente estado de salud o por hallarse en vacaciones. Cabe destacar que, esto se da, sobre todo, si tiene cómo justificar tales acciones.

Por otra parte, si puede ser utilizado cuando es un conductor el que está volviendo a una empresa por haber estado sin actividad laboral a raíz de múltiples situaciones en su vida, ya sea por desempleo temporal, cierre, huelga laboral, comienzo de contrato laboral, etcétera.

Paso a paso

Pero, sin dar tantas vueltas en el asunto, hablemos de cómo es la manera correcta de obtener un certificado de actividades. En síntesis, para iniciar este proceso, debemos de seguir al pie de la letra una serie de pasos. Estos son los siguientes:

  • En primer lugar, tendremos que hacer uso de un dispositivo electrónico con un buen acceso a internet, para luego buscar en la web el modelo del certificado de actividades o, en su defecto, dando clic en el siguiente enlace para obtenerlo en formato PDF.
  • Segundo, debemos proceder a imprimir dicha planilla, situando el cursor de nuestro ratón en el botón superior con la impresora señalada.
  • Por último, se deberá rellenar la planilla con cada uno de los datos que nos solicitan.

CERTIFICADO DE ACTIVIDADES

Principales requisitos

Una vez que ya hemos explicado qué es, para qué se utiliza y el paso a paso para obtener el certificado de actividades, es imprescindible que desarrollemos cuáles son los principales requisitos que exige España para solicitarlo. Según lo estipulado en las condiciones, acerca del adecuado uso del mismo, el Ministerio de Fomento plantea los siguientes requisitos:

  • Llevar a cabo otra clase de labor que no se relacione de ninguna manera con el trabajo de conducir.
  • Manejar algún tipo de vehículo que no disponga de tacómetro.
  • Presentar algún padecimiento, enfermedad o trastorno que comprometa la salud física o mental del conductor.
  • Ser un conductor en compañía de otro.
  • Tener un automóvil en compañía de su conductor transportado en tren.
  • Suscitado por inconvenientes legales, poseer uno o varios vehículos con posibilidad nula para circular.
  • Para finalizar, un vehículo que haya sido detenido en una de las fronteras del territorio español.

Por su parte, existen otros cuantos casos que suelen aceptarse bajo condiciones especiales. A continuación, desarrollaremos cada uno de ellos:

  • Cuando ciertos conductores son autónomos y, además, se encuentran inactivos. Por consiguiente, por ningún motivo precisarán de este certificado. Su uso solo es indispensable, si este llegase a cumplir con el reglamento 561/2006 correspondiente al Consejo 2006 y al Parlamento Europeo.
  • Después de un largo periodo vacacional, que es básicamente cuando se utilizan ciertos lapsos de tiempo superiores a los de una jornada laboral.
  • Asimismo, no se recomienda emitir el certificado, en periodos inferiores, puesto que estos se comprueban mediante anotaciones y registros formulados por el mismo conductor.
  • De igual manera, tras un descanso o permiso, ya que, todos los que sean diarios o semanales y, no mayores a las 90 horas por semana, no requerirán, ni se les exigirá el certificado.
  • En caso contrario, absolutamente todos los que dispongan de un tiempo mayor a las 72 horas, de manera obligatoria tendrán que emplear este documento como un método de justificar su descanso semanal, sin hacer algún tipo de las actividades en el tacógrafo.

¿El certificado de actividades es obligatorio?

Para finalizar esta guía de la mejor forma y, si tras lo leído aún te queda la duda de si es obligatorio expedir el certificado de actividades sea cual sea el caso, después de una búsqueda recopilando toda la información relacionada, intentaremos responder lo más concreto posible.

PERSONA PENSANDO

Sencillamente, todos los conductores españoles o extranjeros nacionalizados, deben realizar un registro de sus periodos de actividad y pasividad en los últimos 28 días del mismo.

En el dado caso de que, por ningún medio, se haya obtenido un tacógrafo digital para el vehículo, es de hacer notar que, esto conlleva, a significativas sanciones económicas.

Por ende, lo más propicio es que, el trámite del certificado de actividades, se le considere como una alternativa importante. Ten siempre en cuenta que, este certificado es único y exclusivo para los chóferes españoles, de allí radica su envergadura.

Lo que quiere decir, que es especial para toda aquella persona que hace uso de un transporte como medio para trasladar a una o varias personas de un lugar a otro, y así prestar un servicio.

Por ello, es que, en algún momento se nombró, como un documento obligatorio por parte de la Administración de Transporte de España.

De hecho, esto se expresaba en el Artículo 140.1 24 de la LOTTT, el cual establecía su trascendencia y que, de no poseerlo, su falta produciría una sanción de aproximadamente 2 mil euros.

Sin embargo, hoy por hoy, las leyes no obligan a ningún conductor a emitir el certificado, motivo por el cual, las mismas autoridades no pueden penar a nadie por su ausencia.

Lo único que, sí es exclusivamente obligatorio, es que cada uno de los conductores presenten el registro de los veintiocho (28) días previos a su control, de manera que puedan llevar impresos y, sin mayor inconveniente, los registros del tacógrafo digital o los discos del mismo.

TACÓGRAFO DIGITAL

Si este artículo fue de tu agrado, no te vayas sin antes leer: